RSS2.0

Wednesday, May 31, 2006

Estereotipos

Una no sabe hasta donde puede llegar esto de los estereotipos hasta que....

Va una caminando muy tranquilamente, con su compañero de oficina y un amigo del mismo, rumbo a un simple e inofensivo cajero automatico. El amigo de su compañero de oficina, despuès de enterarse de que una es colombiana y hacer la pregunta de rigor (¿¿¿y porquè hablan de usted??), empezó a hacer la conversación tradicional tipo “Interrogatorio judicial” y claro, llegó a la pregunta:

- Y dejaste novio en Colombia?.
- No.
- Pero tenías novio?
- Podría decirse
- Y qué paso?
- Nada. Le echamos tierrita a ese muertito.

He de confesar que en un principio mi compañero de oficina y yo seguimos caminando, como si nada. Hasta que nos dimos cuenta que el man estaba caminando como 4 pasos atràs de mi y con una cara de PANICO absoluto, que ni que hubiera recibido una llamada diciendole “siete dias”.

Juaaaaaaaaa. Pues este man de VERDAD creyo que yo habìa matado a mi ex, y que la expresión “echarle tierrita al muertito” había sido más que literal. Juaaaaaa. Y qué soy yo, el miembro más joven de “Los Sopranos”?....jujauajaujauajaaa.

Lo mejor de todo es que antes de que yo pudiera abrir la boca pa decirle que, contrario a lo que Hollywood opine, en Colombia las relaciones no siempre se acaban en el cementerio (aunque hay algunas que lo merecerían) mi compañero de oficina salió en defensa:

- No seas pendejo, acaso le vez cara de maton?. Mirala, con esa cara que tiene, lo que parece es que necesita ayuda urgentemente. Vas a creerla capaz de hacer algo malo?.

Y la pregunta: Cómo le dice una a su compañero de trabajo que si es pa eso, mejor no me defienda, que yo solita puedo, y que si eso es cariño, que no me quiera tanto, que se nos acaba el amor de tanto usarlo?

12 comments:

MR BRIGHTSIDE said...

Pa matarlos a los dos (ojalá no lean este comment porque uno se asusta y el otro hasta también).

Un saludo...

patton said...

juajauajauajauajau.

Los estereotipos, si. Así como creen que todos somos gangsters el resto del mundo cree que los de trapo en la cabeza son terroristas. Malditos estereotipos.

Un Gerente said...

jajajajajaja. . .que barbaridad. . .carita de necesidad,. . . de necesidad de qué?
y ese mejicano, es de bigote?, tiene pistola, y juega la mujer en un casino?. . . yo hubiera preguntado eso. .

la pequeña padawan said...

¿no ha pensado, señorita, que tal vez fue una simple mala interpretación proveniente de la expresión utilizada, y no necesariamente tuvo que ver con su nacionalidad? tal vez el tipo habría pensado lo mismo si sumercé fuera boliviana o salvadoreña... digo, ¿no?

Gambler said...

jejjeeje. bueno fue la expresion pero seguramente la colombianidad ayudo a reforzar la idea.

ximena said...

AJAJAJAJAJAJAJJAJAJA!!!! este cuento esta buenisimo!

debolsillo said...

En todas partes cuecen habas...y todos tenemos prejuicios. Hay que admitirlos primero para luego poder superarlos. Cuando vine a vivir a España me "dolían" las frases hechas muy despectivas sobre los gitanos. Hasta que me dí cuenta de que yo tambén decía cosas similares sobre los indios (soy mexicana)

el_Dani said...

jajajajajajaja
Muy, muy bueno!!
Saludos!

El Chico de la Tapa said...

también se puede pensar que a lo mejor nosotros hemos banalizado tanto la muerte, que ya jugar con es palabra nos parece de lo más normal. No digo que los mejicanos sean el otro extremo, pero la verdad es que aqui ñe llevamos un jurgo por delante a todos los demás.

KAMYLO said...

eso es pa' que vayan sabiendo como somos los colombianos.... unas madres!!!

JuanFalla said...

Me haz hecho reir mucho con este post! MUCHO!

franceline said...

De verdad que me dio mucha gracia este post, y es que así es la vida llena de estereotipos y prejuicios. Así como también de incautos que se creen "literalmente" hasta la última frase que uno diga y más si uno es de otro país.
Te contare dos anécdotas que me pasaron en tu país, la primera fue que estaba hablando y dije "que arrecha estoy", pues dicha persona en vez de preguntar que significaba esa palabra en Venezuela, pensó de una que yo quería que él me llevara a la cama. Y no que estaba muy molesta, cosas del idioma y los modismos.
Otra que me paso, fue que estaba en una tienda de zapatos y un “rolo” se me acerco y me pregunto si le quedaban bien los zapatos y yo de manera muy gentil dije que si, pero cual fue mi mayor sorpresa que la persona que me acompañaba me dijo, "oiga cuidado no hable con desconocidos", cosas de cultura y costumbres. ya que aquí se habla con cualquiera.
Me gusta mucho su blog, lo estoy leyendo poquito a poco.
Gracias por su visita.