RSS2.0

Wednesday, December 13, 2006

Ayy virgencita

La fiesta a la Virgen de Guadalpue se celebra como se celebra todo acá: con pólvora (cohetes, dirían) y mariachis.

La parte de los mariachis hasta la trasmiten por TV (no hay medio mejor para la fe que la pantalla chica) y es que todo el Jet set criollo va hasta la Basílica a cantarle a la Virgen las mañanitas plenas 12 de la noche, como es costumbre. A todo el jet set criollo, súmele facilito unas 7 millones de personas.

Por lo que yo alcance a ver en la transmisión (linda la úlcera del que controla eso) no solo cantaron los artistas y famosos, sino toda la plana mayor de la iglesia. Es raro, muy raro, ver a tanto cura entonar las mañanitas. Pero allá estaban todos, la tv no miente. Dicen en mi casa que la basílica de Guadalupe es el segundo templo religioso mas visitado, solo después de la Meca. Favor de incluirlo en la lista de “somos los segundos” que nadie termina de saber quien está calificando....

El hecho es que antes de las mañanitas cada artista le había cantando algo a la virgen, es decir, habían cantando de cara a la pared y no al público...que repito, facilito eran más de 7 millones de personas. Después alcances a ver una misa y me ganó el sueño....por que todo esto ya fue pasada la media noche..

La parte de la pólvora es muy entretenida. Sobre todo si ud no tiene 38 grados de fiebre y no quiere dormirse inmediatamente para no sentir el dolor todo el cuerpo. El hecho es que en TODA la ciudad queman pólvora como si fuera navidad. De hecho, muchoooo mas que en navidad. Esto es como era hace unos años la navidad allá: pólvora a la lata.

Insisto, eso es muy bonito si ud no tiene 38 grados de fiebre y una gripa que se lo lleva a la mismisima chingada. Había tanta pólvora que en algunos momentos el cielo alcanzaba a iluminarse. Les juro. Es más, hoy todavía suenan algunos cohetes por ahí despistado, de seguro algún borracho que no se resigna a que la fiesta se acabo.

Ahh, por que es fiesta. Fiesta como ninguna, con la ciudad desocupada, solo para los peregrinos que caminan con estandartes de la virgen, ya sin saber pa donde, o pareciendo estar en todas partes. La virgen está hasta en el cine. Es literal, están estrenando una película sobre la virgen que se llama tal cual: Guadalupe. Está en los teléfonos, en las vallas, en todas partes.

Y la pólvora suena y suena toda la noche. Como las madrugadas de navidad en Bucaramanga, en donde la quemazón empezaba a las 10:30 y no acababa nunca. O al menos así lo recuerdo yo, pero para esa entonces tenía muchos menos años. Ahora solo reconozco el sonido seco del petardo que explota en el aire (de eso que abren en lucecitas) y el sonido chirriante de lo que allá llamarías “volador”. Acá todos se llama cuetes (pronúnciense tal cual)

Y por supuesto, no dejaron dormir pero ni poquito.

3 comments:

la exsra de lenin said...

osea que ahora si empezo la maraton¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
claro, este año mi participacion sera nula :S

patton said...

mire usted que esta vez nos tocó la envidia desde el otro lado de la barrera. Ironías de la vida ;)

El "olor a navidad" es lo que más extraño de la pólvora. Y si, el cielo se ilumina (ba)

Un Gerente said...

la madre pal jijuemichica que prohibió la polvora, yo no recuerdo amigos mios quemados, ni en el colegio recuerdo quemado alguno, y si que se exteraña como dice don patton ese olor a polvora, ese olor a "luces de bengala" . . .