RSS2.0

Monday, September 11, 2006

Post hecho en domingo (*)

Es un fenómeno que uno comprende concientemente. Es decir, uno sabe por qué las cosas suceden como suceden. Faltaba más. Pero no deja de aburrir, de agotar, de ser una de esas vainas “cansonas”, y de las cuales, hubiera preferido no tener conciencia.

Por que resulta que, acá me he dado cuenta que pocas cosas se extrañan más que un amigo/a que sepa cómo actuá uno, por que sabe quien es uno, y ante el cual uno no tiene que explicarse.

Esos amigos que son capaces de pedir una “seven up” para uno, por que saben que uno “no toma pepsi” ( y entre dos males, el menos peor). O esos amigos que saben que uno es capaz de todo por una ida a cine, o aquellos que conocen los limites ante los cuales ni uno está dispuesto a cruzar.

Y si, uno entiende, que la gente no tiene por que conocerlo a uno de antemano, y que la única forma de hacerlo es preguntando. Faltaba más. Pero no son tiempo para estar dando explicaciones, y remitiéndose al pasado para explicar todas y cada una de las decisiones tomadas. Bastaría con un “soy así”, para que la gente dejara de preguntar.

Y eso que esta la gente, que no sólo no te pide explicaciones, sino la que no te pone a prueba.

Por que los amigos que te ponen a prueba, terminan por agotar. Así, uno pase la prueba. Bien lo dice la película: "Mientras más grande eres más difícil es hacer amigos de verdad, y más necesitas quien sepa quién eres realmente sin que tengas que explicárselo. Esos son los amigos. Cuídalos y mantenlos cerca"...

Y aunque suene irónico, que levante la mano el que me entienda (sin tantas explicaciones, por favor).

(*) Cuando vivía allá, pero sola, resolvía me siempre presente depresión del domingo por la tarde con el hecho maravilloso de vivir a escasas 2 cuadras de un cine. Acá, me URGE encontrar algo similar.

5 comments:

hetsah said...

será que nos vamos haciendo?
haciendo cualquier cantidad de muchas cosas?
esas cosas que uno está harto de explicar
solventar
etc
etc
etc

la entiendo...

patton said...

levanto la mano... pero tímidamente

(o sea que no muy alto)

Frank Nicotine said...

Levantaria la mano, pero se me riega la cerveza. Mira, los amigos son renovables; suena frìvolo pero es cierto. Las personas vienen y van; si es hombre, te mete mano; si es mujer, te roba el lapiz labial...lo cojonudo es que todo esto nos divierte. Asì que, en mi humilde y temporalmete sobria opiniòn: "venid, bebed, y largaos que me calientas la silla"..Saludos.

El Enigma said...

¿bolos?, ¿billar?, ¿club de lectura?, ¿jardin del arte?, ¿renta de video club?, ¿curso intensivo de "como tejer bufandas para navidad"?

De todo hay en la viña del señor...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

vientik said...

Tomado de Efectos Secundarios:
"Decide quién es imprescindible. Mientras más grande eres más difícil es hacer amigos de verdad, y más necesitas quien sepa quién eres realmente sin que tengas que explicárselo. Esos son los amigos. Cuídalos y mantenlos cerca."