RSS2.0

Monday, September 25, 2006

La condesa

La condesa es uno de esos barrios que uno agradece todavía encontrarse en una ciudad como esta. Es un barrio con personalidad. De esos en los que uno alcanza todavía a sentir un “algo” especial, y un ambiente muy propio. Para bien o para mal, está ahí y uno lo percibe incluso pasando sólo en el Turibus.

La condesa, para que me entiendan, es un barrio para hippies estrato seis. A mi me recuerda mucho a Chapinero en Bogotá, pero en plano. Aunque, he de admitir, en realidad me transporta con el olor y la distribución de las casas, a la Bucaramanga de mi infancia.

Me explicó.

Sip, no puedo negarlo, la condesa tiene toda una zona de cafés, bares, librerías, y demás comercio para niños fresas que no quieran pasar por niños fresas (para eso está Interlomas), sino por hippies. Sip, es cierto. Pero, que le vamos a hacer, a mi eso me encanta. Me parece que le da un ambiente muy Zona T de Bogotá, pero en grande. Están esos cafés con mesas en la calle, y esas librerías enormes con grandes espacios para que usted simplemente se siente y lea. Están mil y un bares, según su presupuesto, su disposición a las multitudes, y su afán de protagonismo (como hay bares normales hay de esos bares a los que uno va es para que lo vean que está allá). Hay de todo, cuestión de dejarse perder por ahí y saber a donde meterse. Como todo en la vida.

La arquitectura me encanta. Es ahí donde me acuerda a la Bucaramanga de mi infancia. Son sólo casas, con antejardines, y árboles, y mucho pasto, y caminos de tierra, y demás. Huele a lo que a mi me huele me infancia: a pasto y a árboles mojados (sobre todo ahora que llueve). Los edificios, son todos, muy de los años 50. Máximo de los 60. Esa arquitectura que todavía daba espacio para balcones, grandes ventanales. Minimalistas por fuera y espaciosos por dentro. La condesa debe tener muchos de los apartamentos más cómodos del D.F. Podría apostarlo.

Y tiene un bonus que no tienen otros barrios del D.F: está inundado de argentinos que se fueron ha vivir ahí en la época de la gran ola argentina. Así que caminar por ahí es un deleite al ojo. Muyyy de mi agrado.

La condesa es uno de esos barrios que ya me conozco y que me gusta recorrer los días en que hasta el clima parece bogotano. Sólo para aprender a “agarrarle” cariño a esta ciudad. A esta inmensa ciudad....

7 comments:

patton said...

Bueno, ¿y no habrá una niña fresa con ínfulas de hippie por ahí queriendo salir del clóset? No sé, digo ... ahí por decir pendejadas...

la exsra de lenin said...

YA ME GUSTO ESE BARRIO

Dra. Kleine said...

Y aún para decir lo que agrada a los transnocheros, cierra bastante tarde en su gran mayoría de bares, librerías y restaurantes.

Un día de estos os invito nena!

El Enigma said...

Ok, soy fresa por vivir cerca de interlomas e ir a la condesa...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Un Gerente said...

abrí los comentarios con inspirado acento, pero el jijumadre celular, me dañó la inspiración tan fuertemente que no tengo idea de lo que iba a escribir, entonces solo es dejar constancia de leido entendido y envidiado.
y las fotos?

Alicia said...

Esa evocación de Chapinero me hizo suspirar profundamente...

eduardo said...

Y seguramente alguien ya te platicó la historia de ese zona y sus edificios.