RSS2.0

Thursday, July 06, 2006

One Art / Un Arte

The art of losing isn't hard to master;
so many things seem filled with the intent
to be lost that their loss is no disaster.


Lose something every day. Accept the fluster
of lost door keys, the hour badly spent.
The art of losing isn't hard to master.


Then practice losing farther, losing faster:
places, and names, and where it was you meant to travel.
None of these will bring disaster.


I lost my mother's watch. And look! my last, or
next-to-last, of three loved houses went.
The art of losing isn't hard to master.


I lost two cities, lovely ones. And, vaster,
some realms I owned, two rivers, a continent.
I miss them, but it wasn't a disaster.


Even losing you (the joking voice, a gesture
I love) I shan't have lied. It's evident
the art of losing's not too hard to master
though it may look like (Write it!) like disaster.


El arte de perder no es muy difícil;
tantas cosas contienen el germende la pérdida,
pero perderlas no es un desastre.


Pierde algo cada día. Acepta la inquietud de perder
las llaves de las puertas, la horas malgastadas.
El arte de perder no es muy difícil.


Después intenta perder lejana, rápidamente:
lugares, y nombres, y la escala siguiente
de tu viaje. Nada de eso será un desastre.


Perdí el reloj de mi madre. ¡Y mira!
desaparecieron la última o la penúltima de mis tres queridas casas.
El arte de perder no es muy difícil.


Perdí dos ciudades entrañables. Y un inmenso
reino que era mío, dos ríos y un continente.
Los extraño, pero no ha sido un desastre.


Ni aun perdiéndote a ti (la cariñosa voz, el gesto
que amo) me podré engañar. Es evidente
que el arte de perder no es muy difícil,
aunque pueda parecer (¡escríbelo!) un desastre.



By Elizabeth Bishop (1911-1979)


3 comments:

Antonio Araiza Aullido said...

Acaso ha perdido una sombrilla nuevamente..... jejejeje na no lo creo.

pero si algunas veces es bueno perder ciertas cosas.

Taiko-go said...

ese arte... sí, hay que aprenderlo, aunque no sea difícil pero sí un desastre; es, de todas formas, la única forma de partir, de volar! Y ciertamente, es preciso volar... partir. Espero partir pronto Maja, aunque aún no es seguro mi destino, pero quizá estemos más cerca dentro de algún tiempo, si las cosas salen bien. un abrazo! y gracias por tus visitas en mi casa, siempre tan entrañables!!!

Marcelius said...

muy bello.
y muy cierto.

lo que creo que hay que entrenar (porque es bien jodido) es aceptar que las cosas se pierdan. el hecho de haberlas tenido no es garantía de que van a estar para siempre con uno... aunque después uno se de cuenta de que no fue ningún desastre..