RSS2.0

Monday, July 24, 2006

Nacional e Internacional

Querido diario....

Y una que siempre pensó que con salir del país ya iba a garantizar el subir un poquito. Y qué pasa?. Que No. Que se puede caer más bajo. Que se puede, por ejemplo, terminar en la fiesta de los hogares Colombianos, bailando con el show de las estrellas de Jorge Baron Televisión.

Se puede, por ejemplo, reir a muerte viendo la cara de los mexicanos presentes mientras el señor gritaba “ENTUSIASSSSSSSMOOOOOO”, y las apuestas por si sacaba o no una manguera con agua. Perdí. No la sacó. Pero hubiera sido de antología.

Y ahora que lo pienso tampoco lo vi dar la patadita de la suerte. Echeverry nos tumbaron.

Pero bueno, no fue la única incongruencia de la fiesta. Aunque la música, la comida, y la gente era colombiana, solo estaban vendiendo cerveza y refrescos mexicanos. Osea que uno terminaba comiendo tamal valluno, pero con Mirinda. Lindo el revuelto.

Además, jamás había oido tantas cumbias. Creo que nosotros mismos estamos alimentando un mito. Admitamos que allá no se oye tantas cumbias. Hubiera tolerado hasta alguien cantado a Garzón y Villalba, o música llanera, o que se yo, lo que sea. Pero no intermiables tandas de cumbias, que además eran más bien cumbias mexicanas. ¿Qué vamos a hacer para que los de acá entiendan que la cumbia colombiana NO lleva acordeón?.

Claro, la parte entretenida fue ver a los mexicanos que creen que la Cumbia Cienaguera se baila dando vueltas como si fuera merengue de Juan Luis Guerra. Y verlos despues quietos y entorpecidos con el paso del vallenato. De risas. Nunca entendí por que tanto mexicano en una fiesta en donde habia colombianos hasta repetidos. Masoquismo, acaso??.

Buena parte de la jornada nos dedicamos a descubrir cuántos años llevaba el personaje por fuera, según la camiseta de la selección que tuviera. Casi todo el mundo salió despues de Italia 90. O averiguando estereotipos en las familias: los vallenatos eran los que tenian wiskey old par, los paisas estába vendiendo vainas de contrabando, los bogotanos estaban al fonnnnnnnnnnnndooo y muy calladitos, y así. Alguien distingue a los de Cucuta?.

Yo si quería pasar a la tarima de Jorge Baron y grabar un mensaje que dijera algo como “tiooooo, que el cargamento si llegoooo, coronamos tio, coronamos”, para alimentar un poco la leyenda de “La Colombiana”. Pero el coterraneo, un poco más sensato que yo, no me dejo.

Finalmente nos dedicamos a bailar algo de salsa que si sonó y un par de homenajes a Diomedez Dias (dios mio que bajo cae uno en este mundo). En mi defensa sólo puedo decir que yo no era yo. Era menos de un terció de mi que no había naufragado en alcohol. Una tiene que admitir que recuperarse de un guayabo (de una cruda) con patacones con hogo es un lujo que pense no iba a volverme a dar.

Y como dato curioso: a mi en México no me habían requisado NUNCA, en ninguna parte, hasta ayer, que me meti a “Colombia en México”. Apuesto a que hay una advertencia en todas las policias del mundo: mas de tres colombianos juntos y ud requisa.

Que no se me olvide: les debo las fotos.

6 comments:

JuanFalla said...

Fotos! Fotos! Fotos!!!!!

Te requizaron? En serio??????

Cerebro said...

Me uno al clamor de Juan, fotos señorita.... y bueno, es que en el exterior a uno se le sale lo colombiano, eso lo he visto en varias personas.... Abracitos!!

la pequeña padawan said...

hoy sí me hizo reír mucho, niña, y me hacía falta. gracias (y que la gripa no le dé muy duro).

MR BRIGHTSIDE said...

Pero quién fue el idiota que no te dejó subirte a la tarima? Ya tendrías estatua en mi patio si hubieras hecho eso.

Me uno a las risas de Padawan, y pregunto, donde estaban los Bumangueses?

Kainashi said...

doña, unos eran Garzón y Collazos (ambos ya muertos...) y otros Silva y Villalba (todavía andan por ahí...)

patton said...

Yo creo que lo de Garzón y Villaba era la combinación nunca antes vista que siempre quiso ella, como un tommy lee+slash o algo así.

Se nota que la pasó bien bueno ... y esta vez no fue Gabo? Me encanta que se emborrache en nombre de la patria. Lo de las camisetas estuvo "de pelos".

Y la policía mexicana se debía sentir toda una agente especial requisando a todo el mundo ... por curiosidad, ¿si tenía idea de requisar gente? Los de aquí son maestros.