RSS2.0

Tuesday, February 17, 2009

WTF

Esto le sucedió a la amiga de una amiga de una amiga de una amiga. Un personaje tan lejano que ya es ficticio. Como tantos. Mi amiga está convencida de que los hombres son las nuevas viejas. Pa más, viejas adolescentes. Es así de sencillo.

 El cómo llegó a semejante conclusión es un poco más difícil de explicar.

 Ella empezó a sospechar que todo iría mal cuando se tuvo que tragar que el nene llegará con su propia taza de café a su casa. Después de todo, era una taza de café, no un cepillo de dientes, así que las cosas podían disimularse. La verdad es que es de esas viejas que sospechan de cualquier movimiento repentino en una relación que no era más que una amistad, pero después de hablarlo con varias personas decidió que no había por que hacer un show por una taza de café que igual se usa mucho. En su casa, se toma café. La verdad no se puede esconder.

 Cuando casi híperventila fue cuando lo vio llegar con mercado. A quién se le ocurre llegar con su propio mercado a la casa de una amiga?. Digo – decía ella – está bien que son productos mexicanos que jamás se comprarían en esa casa, pero eso no le da derecho a llegar con su propio mercado. O si?. El asunto finalmente paso sin mayor escándalo por que al menos 10 personas le recomendaron no hacer demasiado show. Total. El tipo no iba a comer salsa valentina en esa casa si no la traía el mismo. Así pues, qué tenía de malo que llegara con un mercado. A ella, sobra decirlo, la idea de no hablarlo no la convencía ni poquito, estaba segura que iba a generar algún problema de comunicación (códigos, que llaman) por no explicar que de todas formas ellos sólo eran amigos y ahí no había pasado nada de nada.

 Y claro. Todo se salió de control y valió madres cuando el plan propuesto para el viernes resultó ser ir a conocer a su hijo en casa de su ex. Perdón?. A esta vieja la propuesta, la sola mención de la posibilidad, no le pudo caer más mal. Pero ni que fuéramos (fueran) familia!!!. Digo, está bien. Estadísticamente el personaje ya era su “significant other”, pero eso no le daba ningún derecho – ni izquierdo – para proponer semejante plan. Y después, ofenderse por el NO que recibió de respuesta.

 Qué otra respuesta esperaba?. Llevar a una amiga a conocer a su hijo y a su ex, sólo por que fuera una plan de viernes?. Pero, en qué mundo viven?. En serio!!!. Creo que ella hubiera preferido la invitación a almorzar hasta con la abuelita un domingo. Simplemente, para ella lo del hijo fue too much.

 Y el otro se ofendió con el No. Se indigno. Realmente. Lo tomo como un rechazo. Personal!. Pero qué puede haber de personal entre el personaje y la amiga?. Nada!!. No ha pasado nada. Horas de compañía y nada más. De cuándo acá uno se ofende así con una amiga?.

Ella sabía que tenía que haber abierto la boca desde el asunto de la taza de café. Aunque bueno, siempre es tener ahora una taza extra para las visitas. 

4 comments:

Mafe said...

La verdad? es que con esos amigos...

:oP

Hablando en serio, eso era negociable, la vieja podría haber dicho: vamos por partes, o a la ex o al niño, preferiblemente el segundo, pero no los dos de tacazo que suena mas que marciano.

Alfredo said...

Muy hijo de puta la amiga, despues se esta quejando que no la lleva, que no le dice, que no le muestra, que esto, que aquello, claro y despues si está dando lora. Definitivamente toca ser un malparido para que ellas se sientan bien. El mundo hacia atrás.

Got Largo? said...

NO le digo que hay que cascarles pa'que lo quieran a uno !!!

:)

Frau Rodriguez said...

Donia Maja:

Quizás el amigo se sentía taaan en confianza para proponer semejantes disparates simplemente porque no cayó en cuenta de que lo eran.

No ve que para él la amiga es la parcera chévere que qué se va a poner con cuentos de celos ni de pendejadas de esas?