RSS2.0

Monday, April 07, 2008

Hay cosas que no van a cambiar

Hay que admitir que uno empieza a reconocer ciertos patrones en su vida cuando nuevamente en la nevera (a.k.a refri) no tiene sino un limón seco, un tomate que es más naturaleza muerta, agua, un pedazo de queso y hielo.

Eso si, a cambio de la infaltable botella de Ron Viejo de Caldas siempre a medio consumir, ahora, mi nevera tiene una botella de tequila a medio consumir. Y de la mejor marca: FRIA

Cambian los acentos, las monedas, las personas, los lugares y hasta los climas. Pero uno, uno sigue siendo el mismo.

La botella lo prueba. Que levante la mano el que me entienda.

6 comments:

Alrevez said...

No importa la nacionalidad no el nombre del dispositivo refigerante, nevera de soltero siempre lucirá igual!

Un Gerente said...

si señor! don alrevez así es.

Mafe said...

Cómo así que "nevera de soltero"???

La mía lució así hasta hace algunos meses, y hasta llegué a considerar la idea de desayunar bombillo.

la exsra de lenin said...

Alrevez ha expuesto muy bien el concepto... nevera de soltero... segun se, pronto usted solo empezara a entrar a la cocina para verificar que la cocina no se ha ido y en unos tres meses sera una parte olvidada de su casa.. suya de usted :P

Anonymous said...

Es más lamentable cuando la cocina se convierte en un cuarto adicional, el cuarto de los ebrios que se quedan en la casa.

vientik said...

Eso si que es cierto.. yo por eso ahora agradezco las buenas acciones de mi mamà y mi abuela, que se encargan que la nevera sea un paraiso de delicias y manjares