RSS2.0

Monday, November 19, 2007

Cómo decirle adiós?

La primera cámara digital que tuve me duro 7 años. Para empezar, a mi NADA me dura tanto tiempo, yo no soy de las personas que conserva nada: ni amistades, ni ropa, ni cosas, nada. Pura maña de infancia, además. Yo no tengo la primera muñeca que alguna vez tuve.

Pero la camarita era otra vaina. Era mi bebe. Curiosamente fue comprada acá, en México, en un viaje de mis padres cuando yo aún no vivía acá y fue pedida con un escueto “pues si se te enreda una cámara digital, se te agradecería”. Y se le enredo.

Fue por mucho tiempo la cámara oficial de una campaña presidencial. Sólo la reemplazamos por una de más pixeles, cuando empezó a ser evidente que la gente de los periódicos necesitaba fotos de mejor resolución. Pero la mía aguanto como 4 meses en ese puesto. Y de qué sirvió, sirvió. De hecho, creo ser una de las pocas personas que puede decir que “El Tiempo” ha publicado fotos suyas….de esa camarita….

Después tuvo algunas oportunidades de figuración grande, gracias a esta costumbre mía de no dejarla nunca. Así, fue la única cámara que entró al Nogal la noche de la explosión…aunque a las 10 fotos (lo juro) decidí que eso era mejor no registrarlo y deje de tomar fotos. A la fecha, nadie me ha reclamado ese “poco olfato periodístico”. La escena no estaba para ser vista.

Con ella tome fotos en lugares donde no dejaban entrar a nadie, y siempre fue la única cámara presente en todas las fiestas de mis amigos, por esta vaina de que siempre la cargo. Siempre.

Pero empezaron a ser evidentes sus 2 pixeles, en comparación con la realidad, que acá en México, está llena de colores. Para empezar, me mataba que no fuera capaz de captar la luna…esta luna que se quiebra sobre las tinieblas….Además, empezó siempre a faltarle el centavo para el peso en el tema de fotos, y como último recurso, la tapa de las pilas se partió. Lo que significó que era mejor ya no cargarla todos los días: puro desgaste de material.

Así pues, haciendo gala de una falta de lealtad absurda decidí comprarme una de esas bonitas que tienen 7 pixeles, graban video y bueno…hacen hasta tinto si se lo pides de buena manera. En realidad a esta todavía no le tengo tanto cariño, además por el momento me estresa que no pese nada. Pero bueno, de qué sabe tomar fotos, sabe: hace incluso milagros: Yo salí bonita en las fotos de prueba!!!.

El tema es: qué hago con mi bebe??. Regalarlo me parte el alma, además que sigue teniendo la tapita de las pilas partida. Y dejarla al olvido en un closet me acuerda de los juguetes olvidados de Toy Story y me parece peor (pinche Disney me tiene jodida la psiquis).

En fin…es difícil decirle adiós a un bebe que estuvo contigo por 7 años en las buenas y en las malas. Supongo que por un tiempo puedo cargar las dos…
Que levante la mano el que me entienda.

9 comments:

Mafe said...

Mi primera cámara era así, las últimas fotos que registró fueron las de una despedida que resultó ser un "Hasta nunca"... será por eso que la pude olvidar tan rápidamente?

... MARIK' cómo así que usted estuvo en el Nogal la noche de la explosión???? cuente!?!?!?!?!

Un Gerente said...

auch! si esa camarita toca seguirla consintiendo.

Mauricio Duque Arrubla said...

¿Y me pregunta a mi que guardo casi hasta las boletas de cine? Ahí mantengo mi cámara de 35 mm. Tal vez en espera que algún día pueda comprar un cuerpo de cámara digital SLR de la misma marca y usar los lentes que tengo.

Pues la cámara suya tiene mucho palmarés como para merecer una vitrina en la sala. De verdad da mucho dolor separarse... Claro que pronto va a estar tan contenta con la nueva que olvidará poco a poco la viejita. A mi me está pasando con mi cámara de hace dos años (6MP, Zoom 12X). La que acabo de comprar, 7MP, ha hecho que la guarde bien guardadita y cargue la nueva para todas partes (con mucho menos zoom óptico pero cabe en el bolsillo de la chaqueta, la otra es un poco paneluda)

Alrevez said...

Pues que te digo, con semejante carga sentimental como hace uno?

Dejarla para.... ¿algo?

cd said...

Pue sigala usando y dele cariño ;) Mi primera camara tambien era de 2megapixeles, pero se me perdio alos 4 dias de comprada!!!!

N.Santamaría said...

Guárdela Maja, seguro que habrá fotos que sólo saldrán bien si las toma con el bebe.

Saudade said...

Yo sentí lo mismo, no se preocupe, sólo quienes las hemos querido sabemos lo que se siente

http://www.ivantamayo.net/blog/?p=94

cancruz said...

O puedes entragarla en adopción a alguien que la necesite, que la quiera como a su bebe y que siga cumpliendo con su misión en la vida de tomar fotos!

Patton said...

Se levanta la mano. La sugerencia de cancruz es buena, pero usted y yo sabemos que ninguno de los dos seríamos capaces de desprendernos... uno la termina dejando "porsiaca".

O bueno, de pronto. Lo de "seguir su misión" sonó bien, por lo del romanticismo inherente.