RSS2.0

Monday, June 18, 2007

No sólo lo digo yo…..

Creo que no es un secreto que a mi me gusta mucho vivir en México. De hecho, cada que me desespero por que son 23 millones de personas (y ellos dicen genteS) tengo la labor de acordarme de lo que si me gusta, que es mucho, y auto tranquilizarme.

Afortunadamente hoy me di cuenta que no soy sólo yo. En la última edición de Gatopardo han hecho un análisis sobre los cambios de la ciudad del D.F, bajo una premisa que yo ya había pensado pero que por supuesto alguien escribió mejor.

“Vivir entre 23 millones de personas te convierte en una persona tolerante, lo quieras o no, por que entre tanta gente, o toleras a los demás, o te hundes solito”

El análisis del D.F explica como aún cuando este país es conservador, con un gobierno de derecha, Guadalupanos (devotos de la Virgencita de Guadalupe), machistas, en demasía, etc, etc, etc, son una ciudad que en sólo este año, aprobó el aborto para las mujeres, permitió las uniones gays, y hasta se empeloto de gratis para un fotógrafo extranjero (no crean, eso tiene su chiste en México, sobre todo que el que convocó no haya sido de acá).

El articulo llegaba a la conclusión de que en México la gente (a.k.a genteS) puede ir a rezar, puede respetar a padre y madre, puede elegir a la derecha y puede hacer un montón de cosas más (ud sólo déles tiempo) pero que al final del día, en la práctica, el tener que ir de a 8 millones en el metro te convierte en tolerante, sabiendo que el otro está por que ocupa un lugar físico y que es mejor que lo respetes. O se ayudan todos o se hunden todos, no hay otra forma de vivir acá.

Pasándolo a colombiano está claro que el mexicano no cree en nuestra fórmula de “el que peca y reza empata”. Es más algo como “reza si quieres, pero la vida es otra”. Un bonito reallity check, que me parece que deberíamos empezar a hacer en todas partes.

Y que levante la mano el que me entienda.

Igual y este post sirve para otras tres cosas:

1. Para que si alguien conoce a alguien de la revista Gatopardo que le pida que ya actualice la página web, que ya cambiaron de número, y en la web no. (pensandólo bien es una buena excusa pa llamar a cierto personaje....jeje)
2. Que si alguien sabe de diseño en web y tiene alguito de tiempo libre, por favor, le eche la mano a Gatopardo a ver si hacen una web medianamente decente porque que esperpento tan bravo el que tiene ahora
3. Que si quieren tener EXCELENTE material de lectura, se compren la Gatopardo de este mes. Esta muy muy buena, como en los viejos tiempos.

BonusTrack: En la misma edición, y para que vean que no me voy de atipatriotica, hay un excelente articulo sobre lo que está pasando en Medellín y los diversos proyectos que están haciendo para recuperar la que hace unos año fue la ciudad más insegura del mundo. Claro, todavía se muere gente, pero han reducido los índices en un 70% o más. Da gusto leer, desde lejos, que algunas cosas si las estemos haciendo bien. Y eso que yo y los paisas poco, pero hay cosas que hay que reconocer. Well Done!!!

4 comments:

dotJorge said...

Muy interesante la conclusion. Yo pongo el ejemplo de Nueva York. Desde mediados del siglo XIX ha tenido la siguiente oleada de inmigrantes:

-Irlandeses (bien catolicos y conservadores)
-Judios (muy religiosos y conservadores)
-Italianos (vease Irlandeses)
-Chinos (bien conservadores)
-Latinos (igual que irlandeses e italianos)

Y de toda esta cantidad de gente conservadora salio la ciudad mas liberal de los EEUU.

Fritz said...

Muy bueno tu artículo. Solo quiero decirte que la palabra gentes es un error común pues por costumbre o falta de cultura pluralizan una palabra sin pensar que esta yas e refiere a un grupo de personas. Sin embargo, no es una palabra o modismo generalizado.
Me gusta tu blog. Lo leere más seguido. Saludos!

KAMYLO said...

interesante pensamiento!! no me habia detenido a verlo asi y tienes razon, para ser una ciudad con tantos estereotipos, hacen cambios muy grandes!!

Patton said...

Pues si, Peñalosa entonces es un genio. Quiere volvernos más tolerantes con el uso extendido y masificado de transmilenio.

No es albur.