RSS2.0

Thursday, January 25, 2007

Pay it foward

Hace varios años yo también tuve un trabajo cuyas presiones físicas y cuyas responsabilidades superaban de lejos mis fuerzas y mi experiencia. En esas épocas yo también hice un día un show tremendo por que estaba cansada, agotada, estresada, y en general sentía que ya no podía más. Lo malo fue que haciendo ese show fui extremadamente grosera con un colega, que como respuesta, me dio una de esas lecciones laborales que no se olvidan nunca y que no enseñan en las universidades:

En general, los shows no se ven bien ni en los bebes. Y todo el mundo, sobre todo aquellos que trabajan contigo, merecen respeto.

Simple.

Anoche le devolví el consejo a alguien que nunca supo lo mucho que yo estaba dispuesta a negociar. Solo que en algún momento el joven creyó, que por que yo no le estaba peleando, era por que no sabía cómo hacerlo. Crasso Error. Yo estaba entendiendo la presión a la que lo estaba sometiendo y lo mucho que estaba pidiendo, pero en general, todos aquellos que trabajan con alguien merecen respeto. Es así de sencillo.

Así que recordé mis épocas de intransigencia pura, y de “lo quiero para YA”. Todo bajo la más estricta cordialidad, por que anoche, el que quedo como un grosero, fue él. Además que ya me había dado muchos motivos para cagarmelo de la forma que lo hice. Le partí la madre por grosero y por “poco profesional”. Pero no vi como más hacerle entender a una persona que pronunciar la frase “yo asumo las consecuencias” es en realidad una gran irresponsabilidad.

Lo triste de todo esto es que sea siempre “a las malas” que uno aprenda cosas tan básicas. En ambientes laborales con gran tensión y presión es mejor, por sobre todas las cosas, mantener un ambiente cordial, por que cómo bien lo decían las abuelas: se atraen más moscas con un tinal de miel, que con uno de hiel.

Supongo que en algún momento este joven le devolverá el consejo a alguien más.

Pd: Lo realmente triste de todo esto es que por andar lidiando con temperamentos ajenos, yo no he tenido ni un minuto para jugar “The Olavia Kite Game” que está de lujo.

5 comments:

SoyChapin said...

yeepeee... el primero en levantar la mano.

Y el juego Olavia Kite ya llego aca??? wow!

Bueno, me alegra que estes compartiendo esas duras lecciones, pero que se puede hacer... habemos quienes preferimos quemarnos con la plancha que entender que esta vaina esta caliente...

Alicia said...

Algo así me dijo una persona hace realmente muy poco, refiriéndose a un amigo en común con una carrera muy promisoria, por ser un profesional muy capacitado y brillante, pero se quedó sin trabajo por arrogante y obtuso.
Seguramente a tu compañero le salió más barato, ojalá lo haya aprendido.

El Mundo de Largo said...

Todos en algun momento pasamos por esas no?

yo tambien alguna vez le di su sacudida a alguien que en ese entonces lloró (hice llorar a la muchachita) y despues me lo agradeció y lo mejor de todo es que ahora somos excelentes amigos.

El Enigma said...

... nadie entiende en cabeza ajena, pero bueno, asi pasan las cosas y espero puedan ir limando asperezas ya que en un ambiente como el que describes, mas vale tener todo al menos en tensa calma que en enojos.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Eretza said...

Bueno en este caso el que esta pasando por eso soy yo, no por ser obtuso (arrogante talvez) más bien por mostrar una carota todo el día me he ganado un regaño, me ha hecho un bien el leer esa frase de “se atraen más moscas con un tinal de miel, que con uno de hiel”.

Al leerla me di a la tarea de ponerla en practica y esta funcionando, por lo que no quería dejar pasar el dar las gracias con absoluta sinceridad.