RSS2.0

Monday, January 08, 2007

In situ


Uno puede empezar a sentirse "local" de este país, si y solo si, es capaz de comer tacos preparados en lugares así, en cualquier esquina de cualquier calle del país. Incluso debajo de puentes.
Mientras eso no pase, ud siempre será un turista. Tendrían que ver como se llenan los andenes (banquetas) de genge muy de corbata, muy de sastre, muy de lo que quieran, pero pidiendo tacos de bistec con salsa verde.

9 comments:

andresalrevez said...

¿Incluye haberlo hecho unicamente bajo los nefastos efctos del alcohol?

El Enigma said...

... calla que estoy a dieta, entre ensaladas y carnes sin grasa, adios carbohidratos y calorias.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

milesdesueños said...

a mi me tomó mi tiempo atreverme a comer como local...pero al final terminé fanatica de los tacos al pastor al estilo de la foto...y ahora me hace una falta! jajaja

y la de la dieta me hace acordar de la hada madrina en Shrek2 que rompe su dieta con unos tacos (en la versión mexicana)! jajaja

saludos.
Mil

JuanFalla said...

Pero es que son demasiado ricos esos tacos... a mi me gustan al pastor o con "asada". Aca en LA no hay lugares asi, por Dios! la policia les caeria encima!!! Pero si hay unos chuzos bien buenos donde venden "esas cosas". jaja.

STiRER said...

Le falta el chucho al chuzo.

Andresiux said...

En Cancún tuve la oportunidad, inicialmente el hecho de pensar en cuantos parásitos tendría explorando mi cuerpo al día siguiente me limitó, pero luego mi amiga me dijo, fresco después de éstos tacos no vamos de chelas y tekila, verá que los mugrosos no sobreviven, y si muy rico eso si pa que, es como la hamburguesa y el perro caliente cochino de la calle luego de la rumba capitalina...

El Mundo de Largo said...

Yo me le he medido al reto . . .

Y adicionalmente he comido pupusas en la frontera entre el salvador y Guatemala . . .

Yummy !!!

vientik said...

Como extraño los tacos al pastor...

El Conde de Almaviva said...

¡Tres chupas, tiene!

Esos son LOS tacos... ¡ah, como los extraño!