RSS2.0

Friday, July 11, 2008

Yo hacia siglos no hacia esto.

De postear crónicas de los eventos de una noche anterior. Pero es que en este país hay noches que en serio tienen que ser relatadas.

Con el grupo de amigos a los que yo autodenomino la OEA hemos establecido un sistema para reunirnos a comer (a.k.a cenar) al menos una vez a la semana, si las agendas personales lo permiten. Para variar los sitios de encuentro, cada una de las reuniones, uno de nosotros decide a donde vamos. Y los demás hacemos caso. Cuando el turno es para los mexicanos es como fácil, por que ellos si conocen. Cuando le corresponde a alguno de los “extranjeros” todo queda en manos de Google.

Así pues, la de anoche le correspondía a Ecuador. El man, claro, buscó en Google y nos aviso de la dirección y del lugar a donde teníamos que ir. Como yo era la más cercana al sitio de encuentro se me encomendó pasarme un rato antes y ver si el lugar en efecto “aguantaba”. Hemos aprendido a no confiar en las guías de Internet. Yo lo vi por fuera, y pues si, aguantaba, era una casa mexicana de esa grandes y naranjas y bonitas. Así que, desde afuera y 4 horas antes, le di el visto bueno. Va.

Fui la primera en llegar, dizque a separar mesa por que no habían dicho que no manejaban reservaciones. Lo que no manejaban era gente. Cuando yo llegue estaba hasta medio apagado, así que pregunte si en efecto estaban “atendiendo”. Jeje…casi me entran cargando al lugar. “Siiiiiiiiiii, claro que si atendemos”. Siga, adelante, pase usted, no después de usted, encantados, siéntese donde quiera”.

Uno ya ha aprendido algo de los mexicanos y es que en el servicio al cliente, apestan. Son excelentes amigos, pero póngalos ud de meseros y se acabo el Sr. Amabilidad. Así que, a mi eso me empezó a parecer MUY extraño. A cuento de qué tanta cordialidad?. Cuando avise que seriamos entre 6 y siete personas me trajeron una botella de vino de cortesía de la casa. TAL CUAL. Jejee. Cuando dije que si, que si íbamos a comer, me trajeron OTRA botella de vino de cortesía. YA para ese momento yo sabia que estaba haciendo historia. Debía ser el primer cliente en al menos 5 años.

El asunto fue muy chistoso. Cada que llegaba alguno de los 7 que nos reunimos, y ellos se daban cuenta de que SI íbamos a comer y SI íbamos a tomar, nos traían alguna entrada “de cortesía”. Conocimos al dueño del lugar, al jefe de meseros, y hasta el cocinero que paso a “saludarnos” por la mesa muy casualmente. Nos pusieron la música que nosotros quisimos (bueno, de la escasisisisma selección que tenían) y yo en algún momento si creí que si iba a regalar para llevarnos a nuestras casa.

Lo peor/mejor es que el restaurante es muy bueno. De verdad, la comida estaba rica, y el sitio “aguantaba”. Íbamos con amigos mexicanos de la Ibero, es decir, más fresas (a.k.a gomelos) difícilmente se puede. Y aún así, estaba “a gusto” en el sitio. El por qué tan pocos clientes (fuimos los únicos en la noche) y por que aún así pueden mantener un sitio como ese, es un misterio. A mi me sonó a lavado de dinero, pero admito que es que estoy predispuesta….yo veo narcos en TODAS las esquinas, secuestradores en todos los andenes (a.k.a banquetas) y escoltas (a.k.a guaruras) al lado de todos los carros. Así que si, puedo estar muy muy equivocada.

Sobra decir, vamos a regresar!!!.

Pd: Cómo me hacía de falta postear así.

7 comments:

rute said...

opa! pues tendrá que pasar la dirección! porque esa amibilidad en la atención al cliente sí que suena rara. Que buena noche, y que buena lectura para esta noche.

Mau said...

¿nombre?

¿o tu próposito es mantenerlo en secreto para que siga vacío?

Sigue Gozando!

Mafe said...

Sumerce, eso es publicidad politica pagada pero sin la politica y sin la direccion o el nombre... asi como hacemos????

El dia que yo vaya a Mexico me tienes que llevar, porque todas esas atenciones no se ven en toooodas partes!

fABY said...

UHHMM Tal vez acaban de inaugurar !

Got Largo? said...

No le digo que todo lo del pobre es robado !!!! ja ja ja ja

Oiga si, paguele cunyita al restaurante no sea lichiga !!!

JuanFalla said...

Jajajaaa.
Y entonces cuantas botellas se tomaron?

Yo creo que la amabilidad demuestra que no es lavadero. Por que si fuese, pues que imporae que llegue o no clientela?

Patton said...

O podría ser que recién lo inauguran y su forma de darse a conocer (como lo han hecho los restaurantes en la historia) es ser así de atentos.

Es una posibilidad, claro.