RSS2.0

Monday, December 03, 2007

Arbolito de Navidad


Muchas cosas son distintas entre la navidad azteca y la navidad colombiana. Podría empezar por contarles que como se gastan el verde, blanco y rojo en Septiembre (mes Patrio) si ve uno escaparates con navidades es colores francamente escandalosos. Rosa y verde. Azul. Blanca…..una vaina extrañísima.

Pero en general no hay costumbre que me parezca más rara que el asunto este de que acá los árboles de navidad son de verdad. De verdad, de verdad. Es decir…no los sacan de una caja en cualquier centro comercial y/o San Andresito de confianza (a.k.a Tepito). No. Los cultivan!!. Los siembran y claro, después, los cortan y los venden.

Uno que creció adornado de navidad chamizos con algodón blanco, no entiende tanto misterio para una cosa que solo va a durar un mes. Dos, a lo mucho. Es decir, imaginen el trabajo de sembrar arbolitos…que se demoran la pendejadita de 6 años para estar en el punto exacto. Es decir, los arbolitos que los capitalinos están disfrutando está navidad…los sembraron en realidad hace 6 años.

Puff. Demasiado trabajo para una cosa que ya me da pereza. Es decir, en serio armar el árbol, desde que no siento que sea MI arbolito, ni MI casa, ni nada en realidad, es un trabajo que me da más pereza que nada. Se los juro. Ahora, piense que el arbolito que va a poner esta navidad tuvo que haberlo sembrado hace 6 años. No existe mejor aliciente para mandar la navidad a la mierd…

En honor a la estricta verdad, uno no siembra su arbolito. Hay empresas, y gente dedicados a eso. Uno solo va y lo compra. En todas las esquinan andan vendiendo arbolitos por esta época….solo que acá son de verdad. A mi aún no me cabe en la cabeza que uno se vaya a comprar un árbol de verdad, cuando los de las cajitas duran añoooooooss.

El único arbolito de navidad que yo he comprado está ahora guardado en una bodega en El Socorro…esperando por que yo regrese y vuelva a montar mi propia casa. Menos mal no es natural y así, guardado, resistirá años.

6 comments:

N.Santamaría said...

A otra que le recordaron el arbol de navidad de la sala de la casa :)... bah!, Diciembre' 07 aqui te estoy esperando.

patton said...

Yo que pensaba que los únicos que hacían eso eran los gringos ... y no.

Me imagino que deben tener bastantes contradictores ambientalistas. Pero bueno, sorprendente si es.

Kamilo Klauss said...

Cuando estaba pequeño en mi casa teniamos un pino sembrado en una lata de esas grandes de aceite. Cada año lo moviamos del patio a la sala de la casa, hasta que se secó.

Mafe said...

Ya lo dije en donde N. a mí eso de la navidad no me daba duro hasta que me fuí de mi casa, ahora todo lo que tenga olor a navidad me produce suspiradera.
Con la estudiada, la tesis, los exámenes, eso de intentar descansar un ratico, de despejar la mente no queda tiempo para...

... QUE CARAJO!!! ya mismo me voy a comprar el arbolito y los adornos!

Chao majita, estamos hablando para el ciber abrazo de Navidad.

Unpan said...

Debo decir que como ambientalista frustrado tengo mi árbol de Navidad artificial y 27 veces recilado (aprox.) pero la verdad es que sí es bastante común que la gente los compre naturales. De cualquier forma, yo se de donde se sacó esa foto, ¿que no se supone que debería de tener copyright???

Martiux said...

Pobre chica, se ve que no te gusta mi país, ni sus colores. Los mexicanos somos muy alegres y todo es color, aunque a tu parecer son extrafalarios.

Ciertamente yo tampoco estoy muy de acuerdo con la tala de arbolitos durante estas fechas, pero son invernaderos especialmente para eso. No solo los gringos tienen esa mala costumbre, como ven también los mexicanos nos la gastamos de esta forma, y de los europeos también. Para ti es un escándalo que los mexicanos utilicemos un árbol que luego será tirado a la basura, yo aquí veo escándaloso que a fuera de las tiendas o restaurantes no solo tengan uno, sino 5 o 10 árboles de verdad adornando su exterior. A la navidad le falta color acá.

Nunca va a ser como estar en nuestro propio país. Mientras tanto te recomiendo que disfrutes mucho de este tiempo en mi querido México, tan lleno de contradicciones pero con gran corazón humano.
Abrazos infinitos