RSS2.0

Monday, February 11, 2008

Feliz Cumpleaños al Coronel.

Yo aprendí ya grande a asustar a mis amigos con el tema de “el coronel”. Nunca he entendido por que la gente le tiene tanto miedo al asunto, pero es cierto. La mayoría de personas que conozco, cuando se enteran que mi papá es militar se asustan. Al menos pasan saliva. Lo he visto siempre.

Y ya desde hace unos años, es algo que uso en mi favor.

El juego, claro, se le ocurrió a él. Sin decírmelo, y en la época en que a mi no me parecía chistoso. Salía a saludar completamente uniformado cuando llegaban amigos a casa, o decidía limpiar sus armas justo cuando todos estábamos en la terraza tomando “un break” en la sesión de estudios. Eso, claro, hasta que descubrí que el truco estaba en tener amigos aficionados a las armas, y entonces, dejó de sacarlas. Le molestaba que se las pidieran prestadas. Yo lo sabía.

Después aprendí a tomar las cosas con filosofía, como dirían acá, y empecé a disfrutar el tema. Han notado, allá, que siempre hay el amigo que apenas se sienta a la mesa empieza a despotricar del Ejército colombiano??. Jeje, bueno, no hay momento más glorioso que el dejar que el toche este hable, y hable, y hable, y hable. Para después de 30 mins, y muy solemnemente decirle “mi papá es militar”. Ayyyyy las caras que yo no olvidare después de comentarios así.

También empecé a seguir sus consejos sobre “seguridad” que calmaban mi cada vez más paranoica imaginación. Tengo grandes recuerdos de la última vez que me acompaño a comprar dólares, ya para venir a México, y terminamos montando todo un operativo de seguridad, en el cual he de admitir participe muerta de la risa. Me gustaban sus preocupaciones y su tradicional “ud camine adelante, yo tengo que ver que vaya bien”.

Hoy en día se me parte el corazón al no poder haberle montado el mejor operativo de todos. Aquel en que yo llego de sorpresa, a festejar su cumpleaños en familia, cargada con un gran pastel de chocolate (también compartimos ese gusto) y yo le puedo decir por fin, de frente, que desde hace años considero que él es el mejor papá del mundo, y que si yo he de agradecer al Ejército colombiano que él sea como es, lo haré un millón de veces más.

Porque, de nuevo, yo soy mucho más feliz, desde el día en que empecé a admitir, que en este mundo soy, por sobre todo, la nena de papá.

Pero bueno, por ahora me resigno a escribir este post, con la leve esperanza de que alguien lo lea y lo llame a contarle, que tiene una hija que no puede estar más orgullosa de él, pero todavía no se atreve a decírselo a la cara.

¡!Feliz Cumpleaños papá!!

5 comments:

Patton said...

chévere ser su papá y mejor aún que ya esté mejor de salud. Y quien quita, de pronto si le llega, una nunca sabe.

FMESMENOTA said...

Acabo de descubrir tu blog por una referencia de Nefer. He leído poco pero, como soy entrometido, no me quedo con las ganas de animarte a que le montes el operativo como sea, me parece que tienes muchas ganas y él también debe tenerlas, por supuesto. Y por supuesto también, si me das el número de teléfono, se lo digo a la cara yo mismo.

Venecia de Septiembre said...

Hola! Recién encontré tu blog y me gustó!
Luego regreso!

Saludos.

N.Santamaría said...

Salud!!!

JuanFalla said...

Si me das el telefono, yo lo llamo de una. ;)

Oime, y por que no nos explicas lo del operativo al sacar dolares? Para ponerlo en practica cuando lo necesitemos...