RSS2.0

Thursday, August 16, 2007

Ohh ironias

Me acabo de enterar, por puros chismes de la vida que en México no existe lo que nosotros llamamos "entrega de regalos", antes de un matrimonio.

Esto significa que AUN en la tierra de las rancheras, los boleros y los mariachis, dos dias antes de un matrimonio el novio no tiene que llevar serenata a la casa de la novia. Lo que significa, entre otras muchas cosas, que dos dias antes de un matrimonio uno no puede tomar oyendo racheras a nombre de otra.

Es una lástima. Por que acá usan los marichas pa todo, incluso pa amenizar desayunos. Aunque, por una extraña razón no les parece para llevarle serenata a la novia dos días antes de la boda, mientras todo el mundo mira los regalos de la pareja.

Grandes historias tiene uno de las entregas de regalos: desde el novio que se le olvido conseguir mariachis, y llega con los últimos que consiguio con un ligero acento costeño, pasando por el que se trajo a los que incluian comparsa y despierta al barrio entero, hasta la novia que se indigna dos dias antes por que el novio le dedica "cosas como tu" (y a nadie le gusta que le digan cosa).

Pero bueno, supongo que acá es más divertido digerir a los Mariachis a punta de jugo de naranja en los desayunos.

Ironias te da la vida.

Pd: Resulta que este sigue siendo un país libre, y a mi me molesta un poco que alguien venga a decirle a uno que puede o que no puede publicar. Sobre todo por que ya todos tenemos que lidiar con nuestra autocensura, pa que ademas el asunto pase a amenazas. Así que resulta que SOLO por que a mi se me da la cochina y regalada GANA, yo quiero hoy, hacerle un vinculo a este POST.

2 comments:

Lärgö said...

Maja pero donde me dejo a los mariachis de "teni" balnco, media amarilla y camiseta que van a amenizar los entierros ??

Patton said...

Bueno, menos mal eso de la entrega de regalos está simplificándose en forma de transferencias bancarias. (Por ahora van en sobres, pero para allá vamos). Pero no deja de soprender que el principla "uso" a los mariachis por acá ... no exista por allá. Completamente anonadado. Se anota en el libro que ya sabemos.