RSS2.0

Monday, March 19, 2007

Diatribas contra mi propio género.

Siempre le he dicho a mis amigos, cuando me cuentan sus más profundas tristezas y sueños fallidos (as usual) que si, que una a veces quisiera defender al género femenino, pero a veces simplemente no se puede.

Como la ex señorita que llama 15 veces en una sola tarde al novio, solo por que el novio salio con la Colombiana, a un plan que no sólo era extremadamente inocente, sino que estaba vigilado como por 15 personas más. Y aún así la llamadera continua, hasta claro, desesperar al pobre novio que no tiene otra que hacer la pregunta de rigor “¿por qué las mujeres joderan tanto?”.

Mi teoría es que, me perdonan, pero joden las brutas. Y así se lo hice saber. Es una de las ventajas de ya ser grande y que definitivamente el novio de tu “compañera” no sólo no te guste, sino que finalmente tu no le gustas a él y todos tenemos eso claro.

- Pero tu no me celarías así?.
- No, en realidad hay que ser más inteligente que eso.
- Cómo?

Bueno, por ejemplo, así pensando rápido, se me ocurre que una buena solución cuando el novio va a salir con su “amiga” (y eso medio a trancazos) es la noche anterior aprovechar que es de los pocos que viven solos y comérselo hasta que el man literal pida clemencia. Dejarle claro que ha sido y será el mejor sexo de su vida y cualquier estupidez al otro día le haría perder eso y mucho más “por que siempre puedo aprender cosas nuevas”. En este mundo es bien sabido que no hay nada que amarre más que un buen polvo, y vendría siendo hora de que las mujeres lo supiéramos utilizar cómo se debe.

A ver si después de toda una noche en este tipo de escenarios el man se atreviera hacer algo estúpido con una vieja que no sólo no le gusta sino que a ella tampoco. Ni la más mínima posibilidad.

Pero bueno, al contrario de tan satisfactoria estrategia “su mujer” (suya de él, como dice) se dedicó a llamar por celular hasta desesperar a todos los reunidos. Con la idea del sexo pre-estupidez no sólo hubiera disfrutado él, hay un amplio amplio margen en donde ella también hubiera aprovechado. Pero no, nada de eso vale cuando una vieja se siente “amenazada” (yeah right) y decide utilizar la tecnología para vigilar. Y claro, la pregunta de rigor “¿por que será que las mujeres joden tanto?”

Por brutas.

(Bueno, cabe la posibilidad de que no hayan visto Sex and the City jamás en su vida, y eso explicaría muchas cosas, pero aún así, hay un alto grado de brutalidad que nadie me puede negar).

3 comments:

Balalaika said...

Que la vieja de por si sea bruta y desesperante es una cosa.
Pero por que precisamente siente celos de usted por ser extranjera?
Sera que es que eso le pone a una tanta gracia como para quedar irresistible?

A proposito me puede creer usted que conoci a una rusa que vive en Guadalajara y se cree la ultima coca cola del desierto? En Rusia parece una mujer del campo en el mal sentido de la palabra, pero alla cualquier mona es barbie.

Marcelius said...

... hay que ver si la culpa es del indio o del que le da la chicha. O sea: que el colega en cuestión tenga antecedentes (vaya uno a saber), o que el mismo personaje tolere y/o fomente tales performances (vaya uno a saber), o que en todo caso el man siga andando con esa mamera de vieja... selbst Schuld -propia culpa-, como dicen por aquí.

Y es que también como a las viejas las ensenhan a que de mujercitas jodonas es que tienen étsito...

Especímenes brutos nunca faltan.

patton said...

segunda vez en menos de 24 horas que alguien me impulsa indirectamente ver Sex And The City.

Señales del cielo, supongo. Yo me limito a seguirlas. Gracias pro eso.