RSS2.0

Tuesday, February 27, 2007

Doctores Corazón del mundo...

Dejad que les exponga mi caso.

El tipo tiene el trabajo de MIS sueños. No solo el trabajo sino en la empresa de MIS sueños. Que quede claro que yo sueño con trabajar ahí más de 10 años y conseguir un tapetico de la entrada con el logo, una cachuca, una chamarra estampada de alguna navidad, el recuerdo de las fiestas de fin de año, todo. Yo no quiero el sueldo. Lo quiero TODO de ese medio.

El caso es que en dos meses hemos pasado de “soy parte del mobiliario de la clase” a saludarnos de abrazo y XXX, donde XXX es mi nombre completo (ya soy ese tipo de personas que usa formulas matemáticas para un escrito).

También es cierto que en los últimos dos coctails de alguna cosa en la U yo siempre he estado bien ubicada justo entre la barra de bebidas y la esquina por donde TIENEN que pasar los bocadillos. Era fácil suponer que iba terminar aprendiéndose mi nombre en un escenario como ese.

Ahora, el punto difícil es que a mi sólo (SI Y SOLO SI) me pareció lindo en el momento en que supe el trabajo que tenía. Mejor aún, en DONDE tenía el trabajo que tenía.

Así que la duda me carcome.....me gusta el tipo, o el trabajo del tipo??.

4 comments:

Alrevez said...

ehhhh ¿los dos?

Balalaika said...

Success makes sexy!!!!

patton said...

estoy con balalaika, si el tipo no estuviera donde está haciendo lo que hace ... a lo mejor ni lo hubiera notado.

la pequeña padawan said...

yo tiendo a creer que las mujeres somos buenísimas buscando excusas y que por lo tanto el tipo le gusta, así no más, y el trabajo fue el modo que encontró para racionalizarlo :)